La kinesiología es una disciplina que estudia la actividad muscular y su relación con la mente para lograr una mayor plenitud. Gracias a estos 7 sencillos ejercicios podrás relajar tu mente, alejar el estrés, mejorar la coordinación y la atención de tu cerebro. Son solo 15 minutos, ¿a qué esperas? 

Ejercicio 1: La postura del hombre santo

Este ejercicio relaja la musculatura, libera la mente y mejora el funcionamiento independiente de los hemisferios cerebrales. 

Sentado en una silla, sitúa tus piernas en paralelo y relájate. A continuación, coloca tus manos frente al pecho y une las puntas de tus dedos. Arquea un poco las palmas, como si tuvieras una pelota entre las manos. Por último, cierra los ojos y muerde la punta de tu lengua. Respira pausadamente hasta sentirte en plenitud o sobrevenga un bostezo.

Ejercicio 2: Estiramiento energizante

Este ejercicio te ayudará a relajar de la zona escapular y el cuello, a la vez que aumenta el nivel de oxígeno en sangre y activa el sistema vestibular. Es ideal para aquellos que trabajan sentados delante del ordenador. 

Coloca las manos en la mesa o sobre tus piernas y baja tu cabeza hasta pegar el mentón a tu pecho. Mantén la posición unos segundos y siente como la zona de los hombros se estira y relaja. 

A continuación, respira hondo y cambia de postura, llevando tu cabeza hacia atrás, estirando los músculos de cuello. Mantén unos segundos, exhala y recupera la posición inicial. Repite con regularidad y nunca más volverás a sentir la espalda alta cargada.

Ejercicio 3: Corrección fronto-occipital

Coloca una mano en la frente y la otra en la parte de atrás de la cabeza para activar la circulación en los lóbulos frontales, y hacer que el estrés y los pensamientos negativos desaparezcan. No olvides respirar profundamente y con regularidad. Es un recurso efectivo cuando se necesita meditar sobre un problema o buscar algún tipo de solución creativa. 

Ejercicio 4: El elefante

Este sencillo ejercicio nos ayudará a concentrarnos mejor para proseguir con tareas delicadas o que requieran mucha atención.

Estira tu brazo hacia delante y coloca tu oído junto a hombro. A continuación, dibuja un 8 con la punta de tus dedos y concéntrate en su forma y figura. Libera tu mente y realiza el ejercicio 4 o 5 veces de forma cuidadosa. Acto seguido, emprende tu tarea con determinación. 

Ejercicio 5: Oído-nariz

Especialmente popular entre los niños, este ejercicio activa el cerebro, aumenta la coordinación y crea nuevas conexiones cerebrales. Eso sí, no es nada fácil.

Con la mano izquierda agarra la punta de tu nariz y, con la derecha, toca tu oreja izquierda. Luego baja las manos, da una palmada y cambia de posición para tocar la oreja contraria alternando las manos. Repite varias veces, si es que lo logras… 

Ejercicio 6: Dibujo espejo

Necesitarás una hoja de papel y dos lápices para este ejercicio. Es muy sencillo, solo debes dibujar con las dos manos y de forma simultánea la misma figura como si fuera un espejo. 

El dibujo coordinado y el trabajo sincrónico de ambos hemisferios cerebrales aumenta la eficacia de los procesos mentales. 

Ejercicio 7: Ganchos

“Ganchos” es el mejor ejercicio que existe para eliminar la tensión nerviosa y restaurar nuestro equilibrio psicológico emocional. 

Sentados en una silla o de pie, debemos cruzar nuestros tobillos, estirar nuestros bazos y cerrar las manos cruzándolas también. A continuación, recogeremos las manos contra nuestro pecho, girándolas por debajo, levantaremos la vista al techo y presionaremos nuestra lengua contra el paladar. Mantendremos la posición durante 4 o 5 minutos, cruzando y destrozando nuestros brazos si fuera necesario. No olvides concentrarte en tu cuerpo, relajar los musculosa y respirar profundamente hasta sentir que la tensión y tus preocupaciones se elevan y desaparecen. 

Publicado en Salud
Fuentes consultadas:
https://takprosto.cc/gimnastika-dlya-mozga/
https://es.wikipedia.org/wiki/Quinesiolog%C3%ADa