Para concienciar a los futuros conductores del peligro que implica escribir mensajes de texto o utilizar el teléfono mientras se está conduciendo, este examinador ha querido dar una lección a los futuros conductores. Fingiendo una circular de última hora que obliga que los futuros conductores pasen la prueba de escribir mientras conducen, convence a los alumnos de que todo es real, por lo que deben de ponerse manos a la obra para finalizar el examen.

El resultado nos lo esperamos… Aunque habrán muchos defensores que dirán que es cuestión de práctica, la vida no te da varias vidas para intentarlo.

Al año mueren 1.2 millones de víctimas al volante. Tenemos que tomar medidas para reducir esta cifra.

Original: Responsible Young Drivers

Publicado en Miscelánea