Hoy en día existen productos la mar de raros o extravagantes pero que, realmente, son útiles. Algunos llegan a triunfar ya sea por cubrir una necesidad real o por tener detrás una campaña publicitaria genial.

¿Qué es lo que hace que una campaña publicitaria sea memorable?

Contar con los famosos de moda es, siempre, un valor seguro. Una canción pegadiza también puede garantizar cierto nivel de éxito. Pero hay veces que, por motivos económicos o de otra índole, no se puede contar con estos añadidos. Es entonces cuando las mentes pensantes de los publicistas entran en acción y, de ahí, puede surgir cualquier cosa.

No sabemos en qué pensarían los autores de la siguiente campaña, pero nosotros nos encontramos perplejos ante su visionado. El producto que muestra es, en realidad, lo de menos, pero aún así hemos de comentarlo. Este anuncio pretende vendernos una especie de “taburete” que mejorará nuestras visitas al W.C. de una manera casi mágica -todo esto según su anuncio-.

Si, los movimientos del tracto intestinal son universales y todo el mundo está familiarizado con ellos. Pero no existe una manera “elegante” de hablar de este tema sin caer en la vulgaridad y la escatología… hasta hoy.

¿Cómo un anuncio que habla sobre caca puede contener unicornios, helado de colores e incluso hasta un príncipe? Eso es algo que solo descubrirás una vez le des play al vídeo.

En la redacción somos muy fans de este anuncio. Tal vez es porque siempre nos han gustado los unicornios y los helados… aunque jamás los hayamos relacionado de la misma forma que el anuncio.

Fuente: Squarti Potty 🙂, squattypotty.com

Publicado en Miscelánea