Hace algunos meses, una joven mujer arribó a un hospital de Budapest (Hungría) para dar a luz a su hijo, llevando en su pecho el anhelo y los nervios de una madre primeriza. A pesar de lo agotador del parto, el proceso transcurrió con normalidad hasta el momento en el que su bebé llegó al mundo. 

El pequeño pesó 5.4 Kg, midió 54 cm y presentó un buen estado de salud, además de una extraordinaria característica: cabellos de color blanco brillante en una tonalidad plateada. Asombrados, la madre y el personal médico asumieron que se trataba de un caso de albinismo, pero más tarde ésto sería descartado ya que el niño no contaba con la ausencia de color en los ojos ni en la piel, tal como es típico en las personas que padecen éste trastorno genético. 

Llamado Bence, el niño fue sometido a pruebas de rutina y una muestra de su sangre servirá de fuente de investigación para determinar el porqué de la ausencia de pigmentación en su cabellera, y si alguna vez la desarrollará naturalmente. Por lo pronto, su peculiaridad le valió el apodo de “Príncipe encantado” entre las enfermeras y el personal médico del hospital. 

Se ha asegurado que la falta de color en la cabellera no es indicador de que Bence haya sufrido estrés grave en el vientre, y que no es señal de deficiencias en el organismo del niño, por lo que su madre, la cual es una mujer trabajadora y próximamente ingresará a la universidad, puede respirar tranquila con la extraordinaria belleza de su hijo. 

Comparte ésta interesante historia. 

Publicado en Insólito
Fuentes consultadas:
http://www.upsocl.com/mundo/nacio-un-bebe-con-cabello-gris-en-hungria-y-es-una-extrana-y-tierna-belleza/