¿Qué pasaría si rompiésemos de una vez con todos los estereotipos establecidos?. Muchas veces no somos conscientes de que estos van marcando nuestros pasos, amoldándonos e intentando encajar allá donde pisamos. Sin embargo, de vez en cuando aparece alguien especial que decide romper con todo y lanzarse a la piscina.

Este es el caso de Madeline Stuart, una adolescente de 18 años que se niega a aceptar un “no” por respuesta, ya sea de su médico, de la sociedad, o incluso de la industria de la moda:

Esta es Madeline, una aspirante a modelo procedente de Brisbane, Australia, con síndrome de Down

modelo_sindrome_down_1

Hace catorce meses, Madeline se propuso llevar una vida más sana. Por ello decidió que era el momento perfecto para hacer algunos cambios

modelo_sindrome_down_2
Comenzó a practicar algunos deportes de forma habitual como baloncesto, natación, baile o cricket. Después de poco más de un año, había perdido 18 kg y había recuperado la sonrisa y la confianza en sí misma. Pero ahí no quedó la cosa.

“A Madeline le gustaría ser modelo para ayudar a cambiar la mirada de le gente hacia las personas que tienen síndrome de Down”, se puede leer en su página de Facebook, que actualiza con la ayuda de su madre

modelo_sindrome_down_3
Irrumpir en el mundo de la moda como modelo ya resulta bastante difícil independientemente de quién seas, y Madeline sabe que teniendo síndrome de Down, su viaje será toda una hazaña.

“Las cosas eran muy distintas hace 18 años. Recuerdo cuando la gente de mente estrecha me decía que no debería estar en público, cuando todavía era un bebé y salía a pasear con ella en el carrito”, contó Rosanne, la madre de Madeline, a Buzzfeed. “Los médicos me dijeron que ella no sería capaz de lograr nada“, continúa.

Todos aquellos que tengan prejuicios solo tienen que echarse a un lado porque Maddy -que está buscando un agente- está muy segura de sí misma

modelo_sindrome_down_4

“Decidí que tenía que cambiar mi estilo de vida y mis hábitos alimenticios, así que tomé la opción de vivir una larga y saludable. Ahora quiero ayudar a otros a lograrlo…”, escribe Maddy en su Facebook. “Creo en la felicidad y en el amor para reírme y salir con mis amigos. Siempre estoy feliz y riéndome”.

Para perseguir tu pasión, especialmente cuando las personas que hay a tu alrededor afirman que no vas a tener éxito, hay que tener agallas. Maddy y su madre esperan que la gente de todo el mundo puedan reunir todo lo necesario para mantener sus mentes completamente abiertas

modelo_sindrome_down_5

“Las personas con síndrome de Down pueden hacer cualquier cosa. Solo que a su propio ritmo”, cuenta Rosanne. “Dadles una oportunidad y seréis recompensados más allá de todas vuestras expectativas”.

Si queréis mostrar todo vuestro apoyo a Maddy y a la diversidad en el mundo del modelado, puedes hacerlo a través de su Facebook e Instagram.

Fuente: distractify

Publicado en Moda y belleza