Sperrgebiet o la ‘Zona Prohibida’ está situada en el suroeste de Namibia y ha estado fuera del alcance de los visitantes por más de un siglo. Nadie podía acceder a ella, por lo que animales y plantas eran dueños y señores de todo.

Preservada por la ONU, esta enorme área se extiende a lo largo de la costa de Namibia, a unos 320 kilómetros de la frontera con Sudáfrica en Oranjemund, y aproximadamente a 72 kilómetros al norte de Lüderitz.

La región es conocida como Sperrgebiet, que en alemán significa “zona prohibida”. Fue el mismo Imperio Alemán el que, a comienzos del siglo XX, creó este espacio durante la ocupación alemana en África.

El objetivo era hacer que la Deutsche Diamantengesellschaft o Diamond Company (Compañía de diamantes) tuviera acceso, sin ninguna restricción, a los enormes depósitos de diamantes que había en la zona.

Sin embargo, después de que los alemanes perdieran el control del territorio de Sudáfrica durante la Primera Guerra Mundial, el terreno pasó a estar bajo el control de los mineros. Esto se mantuvo hasta 1990, cuando el Gobierno de Namibia compró una participación del 50%.

Una señal de advertencia indica que queda terminantemente prohibido entrar a la zona de los diamantes

ruta33-diamantes16

Esta es una de las zonas más ricas en diamantes. Las gemas llegaron a la superficie de la tierra mediante la erupción de volcanes que estallaron hace casi 3 millones de años

En 2008, Sperrgebiet se convirtió en un parque nacional, abarcando unos 26.000 kilómetros cuadrados del desierto de Namibia

La seguridad es extrema, y si alguien decide llevarse un diamante a casa, se enfrenta hasta a 15 años de prisión. A la salida, los visitantes y trabajadores son cacheados por los guardias y pasan por máquinas de rayos X

ruta33-diamantes2

La exclusión de los seres humanos ha ayudado a preservar la biodiversidad natural de la región, que ahora es un punto caliente para la flora y fauna exótica

ruta33-diamantes15

Otro lugar popular es el pueblo desierto de Pomona, en el que se encuentran las velocidades de viento medias más altas en el sur de África

Un último punto de especial mención es el “Fairytale Valley”, un lugar donde se dice que los diamantes son tan comunes que uno podría recogerlos con palas

Solo una pequeña parte de este paisaje salvaje contiene algunos pueblos mineros abandonados, y pueden ser visitados por grupos de turistas siempre que tengan un permiso especial del Ministerio de Medio Ambiente y Turismo (MET)

Los lugares más fascinantes dentro de Sperrgebiet son sus pueblos mineros abandonados como Pomona, Bogenfels, Kolmanskop, Elizabeth Bay y Baker

Entre estos, Kolmanskop es el más popular debido a sus pintorescas casas llenas de arena, que han devorado cualquier estructura a su paso

Todo ello proporciona un un sinfín de oportunidades para los fotógrafos  y para todo aquel que ame la belleza y lo singular

La realidad es que, a día de hoy, Sperrgebiet está poco desarrollado y gran parte sigue siendo inaccesible a los visitantes

Todo en la ‘Zona Prohibida’ tiene un aire de película, ni siquiera haciéndolo adrede sale algo tan maravilloso

Hay multitud de carteles que avisan de los peligros que acechan, tanto naturales como si cometemos el más mínimo error de llevarnos algo

Poder observar zonas donde no ha intervenido el hombre es todo un regalo para los sentidos

ruta33-diamantes9

Len Combrinck/flickr

Los animales campan a sus anchas, seguros de poseer lo que les pertenece

Sperrgebiet tiene más biodiversidad que cualquier otro lugar en Namibia, contando con animales como los antílopes, gacelas y hienas pardas, y especies de aves tales como el ostrero africano, el canario negro y la alondra

Además, unos 600.000 lobos marinos viven aquí, representando el 50% de la población de estas focas del mundo

Fuentes: Ruta 33, Wikipedia, The Cardboard Box

Publicado en Insólito