Los hijos crecen a una velocidad increíble. Hoy les estas cambiando los pañales y en 2 días te estás despidiendo de ellos porque se van a la universidad. Todos los padres del mundo te podrán decir lo mismo: aprovecha cuando son pequeños que luego se hacen mayores, entran en la edad del pavo y ya no hay quien los aguante.

Es ley de vida, todos nos hacemos mayores y nos vamos alejando, en cierto modo, de nuestros padres. De todos modos las relaciones paternofiliales son un poco similares en todos los casos. De pequeños estamos siempre con ellos, por motivos obvios. Al llegar la adolescencia empezamos a reafirmarnos como individuos, creamos nuestra identidad, en muchos casos nos volvemos un poco rebeldes en busca de nuestro sitio en el mundo. Esta es la época que más trae de cabeza a los progenitores.

Un adolescente, con las hormonas disparadas creyendo que sabe todo, es el mayor dolor de cabeza para unos padres. Durante esta etapa de la adolescencia es cuando de verdad se pone a prueba la paciencia de nuestros progenitores. Los hay que se pasan todo el día preocupados, que se enfadan o que se lo toman con humor.

Desde luego la última opción creemos que es -casi- siempre la mejor. La madre protagonista del siguiente vídeo da fe de ello.

Ann Pinto McCartney -si, a mi también me han venido a la cabeza Los Beatles- es una madre corriente que vive en Pennsylvania. Su hijo Liam acaba de empezar la universidad en una ciudad lejos de su domicilio.

"Hola Liam, soy tu madre ¿te acuerdas de mi?"

“Hola Liam, soy tu madre ¿te acuerdas de mi?”

Una ciudad nueva, nuevos amigos, nuevas experiencias y una edad “difícil” son los ingredientes necesarios para que Liam se olvide completamente de que tiene una familia a cientos de kilómetros de su casa y eso a su madre no le ha hecho mucha gracia. Por este motivo la Sra McCartney decidió grabar una diatriba bastante graciosa para su pequeño. Pero no, no se iba a conformar con enviársela a su teléfono, sino que la colgó en su Facebook para que tanto él, como sus amigos la pudiesen ver.

En este vídeo -que acumula casi 3 millones de visitas ya- vemos como su madre, con un sentido del humor envidiable y en un tono bastante sarcástico le recuerda a su retoño cómo usar el teléfono para llamar a casa, si se acuerda de quién es ella y unas cuantas verdades más que van a hacer que os riáis un buen rato.

Fuente: Ann Pinto McCartney

Publicado en Familia