A veces, conciliar el sueño puede convertirse en una ardua tarea y en una de nuestras mayores preocupaciones. Uno de los principales factores que avalan el insomnio es el estrés, normalmente derivado del trabajo ya que se ha identificado como la primera causa de insomnio ocasional en el 28 % de los casos. De hecho, el estrés laboral podría provocar insomnio transitorio -con una durabilidad inferior a tres semanas- o insomnio crónico primario -de más de tres semanas-.

Según la doctora Rosa Peraita Adrados, responsable de la Unidad de Trastornos del Sueño del Hospital Gregorio Marañón y Presidenta de la Asociación Ibérica de Patologías del Sueño, “el insomnio no es una enfermedad, ni un trastorno, sino un síntoma producido por varios factores y el estrés es uno de ellos.

Aunque puede ser que vosotros no tengáis estrés y simplemente una noche no podáis dormir, donde la almohada parece volverse exageradamente fina y las mantas demasiados ásperas. Y es que lo más fácil sería que con contar hasta diez mentalmente bastase para dormirnos siempre que quisiéramos.

En estos casos, está demostrado que hacer algunos ejercicios de relajación antes de meterse en la cama ayudan a conciliar el sueño, por lo que hoy te dejamos un ejercicio de respiración de la mano del Doctor y profesor de la Universidad de Harvard, Andrew Weil. Sigue todos sus consejos explicados en el vídeo y cuéntanos qué tal ta ha ido.

Fuente: Xavier Bloomer (vídeo original), dmedicina,

Publicado en Salud