A lo largo de los últimos años, a través de la plataforma de YouTube ha estado creciendo un movimiento transformador, que rompiendo todo paradigma, ha establecido un nuevo modelo educativo, una fuente de conocimiento gratuito. Gracias a las personalidades de sus creadores y los deseos de impartir un mensaje hacia personas hambrientas de conocimiento; de comprender y descubrir el asombroso universo que nos rodea, crearon un espacio de educación y entretenimiento, dos vertientes que aunque parecen chocar, pueden ir de la mano fácilmente.

En la puerta de la revolución tecnológica, iniciativas que promueven la masificación de contenido científico son cada vez más frecuentes, influenciadas tal vez por canales anglosajones como Vsauce, surgieron en español increíbles propuestas como: El Robot de Platón, C de Ciencia o QuantumFracture, que han comprendido perfectamente el uso educativo que permite la evolución digital. La televisión ha ido quedando relegada con la aparición de dispositivos, computadoras y plataformas como Netflix o YouTube, que permiten acceder a lo que quieres ver, cuando lo quieres ver. 

Ante la carencia de este tipo de contenido en español, Aldo (Robot de Platón), Martí (C de Ciencia) y Crespo (QuantumFracture) se han convertido en la programación favorita de muchos, no solo como medio informativo, si no, por el entretenimiento que brindan al abarcar de una manera dinámica y divertida temas de interés general: Curiosidades del mundo y el universo, explicaciones sobre fenómenos científicos, situaciones globales, mitos del día a día explicados, hasta las noticias más destacadas del mundo de la ciencia de la ultima semana, son algunos de los temas que podemos encontrar en sus canales.

Cada uno de ellos mantiene con una personalidad única y divertida, un estilo particular en la creación de vídeos, las personas sin necesidad de ser estudiante o profesional de alguna carrera científica, pueden encontrar un espacio donde apreciar las profundidades de nuestro mundo: ¿podríamos vivir con dinosaurios?, ¿qué pasaría si usáramos el 100% de nuestro cerebro?, como terraformar Marte, son explicaciones que a cualquiera, con algo de curiosidad, podría generarle interés.

Aldo Bartra un comunicador social peruano residente en Nueva Zelanda es creador no tan solo del Robot de Platón, además inventó El Robot de Colón, allí sube mini documentales sobre animales y habla sobre Nueva Zelanda; mini documentales muy hilarantes, donde en vídeos de cinco minutos, puedes reír con sus ocurrencias y aprender algo más sobre el animal de tu preferencia. Asimismo Aldo es el youtuber de habla hispana, en lo que respecta a la creación de contenido científico o educativo con mayor numero de suscriptores, teniendo más de medio millón.

Ahora bien, estos jóvenes generadores de cambios, los Carl Sagan de esta generación, impulsan una iniciativa, que como fiel seguidor de sus canales, he visto crecer y evolucionar año tras año, mejorando la forma en que crean su contenido, su cantidad de suscriptores, realizando colaboraciones entre ellos y participando en importantes eventos.

Por consiguiente, tal vez este sea el futuro de la educación, acercar el conocimiento de forma dinámica y atractiva utilizando las herramientas tecnológicas de nuestra era, no solo enseñando, si no, inspirarando y motivando la sed interna del conocimiento; fomentando el deseo de investigar y seguir descubriendo más allá de lo que creemos; ese es uno de los aspectos que hace especial a estos canales.

Publicado en Cultura y ocio