Que perdamos la humanidad con determinados grupos de personas es algo que no debemos permitirnos. El ser humanos debe socorrerse entre si, independientemente de su étnia, apariencia o de las rencillas personas que puedan existir. Excusamos nuestra ausencia de auxilio hacia otras personas que “se lo han buscado”. Pero la realidad es que nadie busca vivir en la pobreza, o al menos en las situaciones anteriores que le llevan hacia ello.

En este mundo existen todo tipo de personas, y en tu voluntad está si quieres colaborar económicamente o prestar algún tipo de alimento, pero hay una serie de normas de civismo básicas que no deberíamos olvidar en cuanto a nuestros semejantes, indistintamente del estado en el que se encuentren. A veces una llamada al 112 puede salvar a una persona, otras veces es suficiente con ayudar a que se levanten tras haberse tropezado.

Original: Model Prankster TV

Publicado en Miscelánea