En Octubre del pasado 2013 saltaba a la palestra la noticia de que el Obispo católico Franz-Peter Tebartz-van Elst de Limburgo (Paises Bajos) había gastado 31 millones de € en reformar su capilla y la que también era su casa . La Iglesia lo destituyó una vez que la noticia fue conocida por los medios.

Se estaba esperando el resultado de una investigación abierta por la Iglesia donde se recogía que había gastado 350.000€ en armarios. Pero el periódico Süddeutsche Zeitung informó el pasado lunes de la procedencia de los fondos con los que había reformado su capilla y actual vivienda: la caridad.

La obra fue financiada en parte por el dinero de la Fundación de caridad St Georgswerkes una ONG religiosa para las familias pobres y los niños.

Fuente: 1

Publicado en Insólito