Durante todo el tiempo que llevamos con vosotros, hemos condensado todos nuestros esfuerzos en crear conciencia sobre lo hermosa que es la naturaleza, y las cosas tan fascinantes que podemos encontrar dentro de ella.

Una de esas cosas es la especial relación que mantienen algunos animales con otros de una especie distinta a la suya, por muy difícil de creer que resulte. De hecho, puede que recordéis la entrañable historia de Todd, el zorro doméstico que fue rescatado y que piensa que es un perro debido a su magnífica integración y convivencia con dos labradores.

Hoy queríamos compartir con todos vosotros una historia que no solo nos ha conquistado a nosotros, sino a la red en general. Sus protagonistas son dos animales de especies muy diferentes que comparten algo en común: su amor y cariño de el uno hacia el otro.

Este es Pocho, una zarigüeya que se quedó huérfana de madre tras un atropello

amigos_1

Después de ser trasladado al veterinario, Pocho recibió atención médica y allí conoció a Hantu, un pastor blanco suizo con el que establecería unos grandes lazos de amistad y un amor incondicional

amigos_2

Hantu, que no tenía cachorros, y Poncho, que no tenía madre, se volvieron una pareja inseparable

amigos_3

Aún hoy, después de tanto tiempo, ambos amigos salen a dar su paseo rutinario por el bosque. Y aunque Poncho se ha convertido en una zarigüeya adulta, a Hantu le encanta llevarla sobre su lomo

amigos_4

Hantu y Poncho viven juntos en la reserva Rare Species Fund, desde donde pretenden ayudar a generar una mayor conciencia y apreciación colectiva por nuestra vida salvaje con historias tan hermosas como estas

amigos_5

Si os ha gustado esta entrañable historia, no dejes pasar la oportunidad de compartirla con todos tus contactos. A continuación te dejamos con un vídeo en el que podréis ver esta hermosa amistad en todo su esplendor:

Vía: MyrtleBeachSafari

Publicado en Animales