Todo el mundo, dentro de sus posibilidades, intenta llevar la vida más confortable, cómoda y segura después de su jubilación. Existen varias opciones de cara a la vejez como, por ejemplo, vivir en una residencia de ancianos. Sin embargo, esto puede resultar increíblemente caro, y más cuando la pensión que nos ha quedado no llega para cubrir todos los gastos, sin contar con que haya plazas disponibles en la residencia que hayamos escogido. Lo mismo ocurre cuando queremos seguir viviendo en nuestra casa, y contratamos el servicio de una enfermera para que nos atienda o pase las noches con nosotros.

Estas eran las ideas que rondaban la cabeza de un estadounidense de 45 años, quién tiene su jubilación más que planeada. Echando un vistazo a sus finanzas, descubrió que por lo que le costaba una habitación semi-privada en una residencia, podía permitirse otras opciones mucho más atractivas. Este es fue su razonamiento:

“Hace poco eché un vistazo a mi cuenta con 350 € y me puse a pensar en la jubilación, como hace todo el mundo cuando pasa de los 45 años. Vi un artículo sobre enfermería geriátrica y residencias y los gastos que conllevan. Entonces fue cuando me di cuenta.

Este es mi plan: vivir en un hotel de vacaciones Holiday Inn. Con lo que nos cuesta una residencia al día, en torno a unos 168 €, podríamos vivir perfectamente en un hotel durante todo el año. Con los descuentos por estancia prolongada y por ser jubilado, los precios rondan los 43 € la noche. Y todavía me siguen sobrando 123 € al día para desayunar, almorzar y cenar en cualquier restaurante que se me antoje. También nos quedará suficiente para lavar la ropa, propinas, y películas premium en la televisión. Además, voy a contar ininterrumpidamente con piscina, gimnasio, salón, lavadora y secadora. También me darán las cuchillas de afeitar, pasta de dientes, champú y jabón. Y lo más importante de todo, voy a ser tratado como un cliente, y no como un paciente.

Flickr: Kevin Dooley

Flickr: Kevin Dooley

Siempre hay una parada de autobús cerca, y las personas mayores siempre viajan gratis en ellos. El autobús también me recogerá los días de cojera y me llevará a la iglesia los domingos. Para un cambio de aires, puedo tomar la línea del aeropuerto e irme a comer a uno de esos buenos restaurantes o, volar a alguna parte. Mientras tanto, el dinero en efectivo sigue aumentando.

Entrar en una residencia de ancianos decente puede llevarnos mucho tiempo. Sin embargo, en el Holiday Inn te harán la reserva hoy mismo. De este modo no estarás atascado en el mismo lugar para siempre, ya que se puede pasar de hotel a hotel, o mudarse de una ciudad a otra.

¿Queréis ver Hawaii? Allí también hay uno de estos establecimientos. ¿Se te ha roto la televisión? ¿hay que cambiar las bombillas? ¿necesitas reemplazar el colchón?. No hay problema, ellos se encargan te todo y encima te ofrecen disculpas por las molestias.

El Holiday Inn siempre cuenta con una persona de seguridad por la noche y servicio de habitaciones diario. La limpiadora comprueba si estás bien. Si no, ellos se encargarán de llamar a una ambulancia y, en el peor de los casos, a la funeraria. Si te caes y te rompes una cadera, la seguridad social te pagará una nueva y el Holiday Inn te dará, por el mismo precio, una suite por el resto de tu vida.

Y no te preocupes por las visitas de familiares. Ellos siempre estarán dispuestos a hacerte una visita y, probablemente, alojarse en el hotel contigo para unas mini-vacaciones. Los nietos estarán encantados con la piscina, ¿qué mas se puede pedir?

Flickr: castgen

Flickr: castgen

Cuando hablé de esto con mis amigos, se les ocurrieron todavía más beneficios. La mayoría de las habitaciones estándar cuentan con cafetera, sillas reclinables y televisión por satélite. ¡Todo lo que se necesita para pasar una tarde agradable! Después de una película y una buena siesta, puedes hacer una llamada a tus hijos -llamadas locales gratuitas-, para después dar un paseo hasta el salón y el restaurante, donde te estarán esperando nuevos y exóticos clientes todos los días. Algunos Holiday Inn, incluso cuentan con entretenimiento en vivo los fines de semana. A menudo cuentan con ofertas especiales, como comidas gratis para los niños, por lo que podríais invitar a los nietos a cenar, gratuitamente, con vosotros. La único que les diría es que no trajesen a más de tres amigos.

Escoge uno de estos establecimientos donde se permitan mascotas y vuestro mejor amigo podría haceros compañía también. Si deseáis viajar, pero os ponéis nerviosos en un ambiente desconocido, siempre os sentiréis como en casa, ya que las habitaciones tienen el mismo aspecto.

Mostrarse un poco escéptico es natural, así que llamé a este hotel para revisar la viabilidad de mi plan. Estoy feliz por informaros de que cuando les dije que desearía saber el precio para un año de estancia o más. Incluso se ofrecieron a negociar la tarifa. ¡Me ofrecieron una habitación por 35€ la noche!

De este modo, cuando llegue a la edad de oro, lo afrontaré con una gran sonrisa

Flickr: Paco Solís

Flickr: Paco Solís

*No tenemos nada que ver con la empresa citada, por lo que si te pones a hacer números, siéntente libre de contemplar otras opciones.

Fuente: wimp

Publicado en Miscelánea