De entre los muchos maravillosos especímenes que pueblan nuestro hermoso planeta, el pulpo mimético posiblemente sea uno de los más raros, a la vez que uno de los más divertidos, pues este cefalópodo es ampliamente reconocido por imitar, al menos, a otros 15 animales marinos.

De hecho, cuando fue descubierto por un pescador en la costa de Indonesia en los años 90, este no sabía de qué clase de animal se trataba.

Sus imitaciones, realizadas casi de forma instantánea, las consigue variando el color de su piel y gracias a la gran flexibilidad de su cuerpo, la cual le permite adoptar un montón de extrañas posturas.

Esta facultad dota al pulpo mimético de una asombrosa manera de protegerse e intimidar a otros depredadores, ya que, según las circunstancias, puede simular ser una serpiente marina venenosa, un pez león, una anguila o una raya, entre otros.

En el siguiente vídeo podréis ver las impresionantes capacidades de este hermoso y pintoresco pulpo. ¡No te lo pierdas!

Vía: Welcome

Publicado en Animales