Que todas las fotos de moda de las grandes (y no tan grandes) marcas pasan por una sesión de Photoshop, es de saber popular, aun así no hay nada que nos lo advierta y es algo completamente legal. Si ahora el tabaco lleva el aviso de “fumar puede matar”, en un futuro no muy lejano las fotos de moda llevarán la coletilla “retocada digitalmente”, hasta entonces, gente como Daniel Soares lucha por el cambio.

Publicado en Miscelánea