Cuando viajamos en tren, sabemos que lo haremos sentados en un confortable asiento, que irá por tierra y que una vez que se hayan vendido todos los billetes, los responsables no darán cabida a más viajeros para que todo el mundo vaya sentado.

Sin embargo, tomar el tren en Bangladesh dista mucho de lo que conocemos. La gran mayoría de los viajeros no pueden permitirse el lujo de comprar un billete para viajar hasta sus destinos, por lo que cada viaje se convierte en una aventura.

Sentados en el techo de los vagones o entre las conexiones de los mismos, muchos bengalíes se juegan la vida cada vez que se suben a un tren.

Hoy veremos cómo circula uno de ellos. Contra todo pronóstico, la máquina discurre por los arrozales inundados como si tal cosa.

Sin duda, merece la pena que echéis un vistazo y valoréis la escena por vosotros mismos.

Vía: Техно

Publicado en Insólito