Una nueva adaptación de la novela clásica ‘Soy Leyenda (I am legend)‘ escrita por Richard Matheson. El mundo se ha convertido en un lugar inhóspito como consecuencia de una guerra bacteriológica que ha transmutado a la población en una especie de vampiros, excepto al científico Neville, inmune a la epidemia gracias a una vacuna experimental que se inyectó antes de convertirse. Luchará contra “La familia”, un grupo de seres monstruosos que intentarán acabar con su vida sin saber que no estará solo en su odisea y su misión otorgará algo de esperanza al destino de la humanidad.

El guión a pesar de ser plano, consigue mantenerse sólido durante gran parte del desarrollo, desmoronándose como en un castillo de naipes durante algunos momentos de la cinta. Y es que la ambientación y puesta en escena tampoco ayudan, con unos seres cutres y una fotografía nada destacable. Elementos claramente mejorables como el realismo (la sangre de color ketchup canta demasiado) y la desaparecida lógica de la atemporal obra que creó Matheson, hacen que esta adaptación no sea realmente fiel a la historia original dejando cierta sensación agridulce en el público.

Charlton Heston (Ben-Hur, El planeta de los simios, Tombstone…) realiza un trabajo simplón enfrascado en un papel poco trabajado, con unos personajes secundarios descafeinados que no aportan la sostenibilidad emocional a la trama que deberían. Pocos efectos especiales, música aceptable y un desarrollo que va decayendo en intensidad con el transcurso de los minutos. Aún así, es un film que se deja ver sin más, el espectador pasará un rato entretenido viendo esta historia postapocalíptica que sin alardear ni ser pretenciosa consigue su cometido: entretener.

Publicado en Cultura y ocio
Fuentes consultadas:
http://sanitariumofculture.blogspot.com.es/2014/04/resena-el-ultimo-hombre-vivo-omega-man.html