Parece que los vehículos de aire comprimido son una realidad próxima que, aunque todavía se encuentra inmersa en fases de producción y desarrollo, va tomando cada vez más forma.

De hecho, uno de los modelos que más ha dado que hablar durante la última década es el AirPod, un prototipo que utiliza aire comprimido en lugar de combustible y, por tanto, aún más ecológico que los modelos eléctricos. Y ya sabéis lo mucho que nos gusta apostar por este tipo de productos que velan por el futuro de nuestro planeta.

Lo cierto es que el AirPod lleva en desarrollo desde 2004 y es un diseño original de la empresa MDI, con sede en Luxemburgo, inventado por Guy Nègre. Sin embargo, no había acordado una licencia con ningún fabricante del sector automovilístico, hasta que la empresa india Tata Motors se interesó por el concepto en 2007.

La compañía india completó el primer prototipo a finales de 2011; al año siguiente fue confirmada la viabilidad del motor y su intención de convertirlo en un modelo comercial.

El pasado año, el AirPod recibió una inversión de 5 millones de dólares para obtener una licencia en Estados Unidos, por lo que el proyecto ha adquirido aún más visibilidad.

Sus creadores entienden que el precio debe ser asequible para que podamos ver esta tecnología en nuestras calles próximamente. En EE. UU. su precio ronda los 10.000 dólares, aunque este puede variar ligeramente dependiendo del modelo escogido. Incluso ya se pueden hacer reservas a través de su sitio web, aunque no especifican muchos detalles sobre el proceso de producción, ni cuándo podríamos estar disfrutando de este novedoso vehículo.

En la página de MDI, podemos ver que existe un modelo similar, llamado AirPod 2.0., aunque con un diseño distinto y posiblemente más atrayente para el consumidor.

El AirPod funciona mediante un motor de aire comprimido que le otorga una autonomía de 220 kilómetros con una velocidad máxima de 70 km/h con licencia y 45 km/h sin ella. Lo mejor del invento es que se podría recargar de aire en estaciones de servicio y el depósito se llenaría en menos de dos minutos.

Aparte del motor, el AirPod también aprovecha parte de la energía de  frenada para generar energía como hacen algunos coches actuales. El diseño original -y el que podéis ver en las imágenes- está pensado para que el piloto vaya solo en la parte frontal del vehículo, manejándolo con un joystick. En la parte de atrás hay sitio para dos pasajeros o para carga.

A continuación, os dejamos con un vídeo divulgado por CNN en el que nos cuentan, en inglés, las características del AirPod, el tipo de tecnología que usa y, sobre todo, cómo es en movimiento:

Vía: Goodshomedesign
Fuente: Wikipedia (Airpod), MDI, Zeropollutionmotors
Vídeo: Dale Hyde
Imágenes:

Publicado en Tecnología y videojuegos