El pasado 21 de octubre, el parte meteorológico anunció unas rachas de viento muy fuerte en norte de Inglaterra. Tanto fue así, que un excursionista grabó unas curiosas imágenes en uno de sus ríos.

El río Kinder en su transcurso, se encuentra con un desnivel de 35 metros que sortea transformando sus aguas en una preciosa cascada, excepto en días de viento extremo, donde el salto de agua cambia de sentido como si estuviera bajo un hechizo, expulsando sus aguas hacia arriba. El fenómeno es debido además a la morfología del terreno, que canaliza el viento en un potente chorro ascendente arrastrando el agua que encuentra a su paso.

Un espectáculo natural muy curioso para la vista que seguro que en una época pasada hubiera servido como pretexto u origen de historias sobrenaturales, mitos y leyendas.

catarata1

catarata2

Fuente: Thisiscolossal

Publicado en Ciencia