Que la convocatoria a unas elecciones regionales se haya dado a la vez que se daban los resultados de la ANC, NO ES UNA CONICIDENCIA. Fue una estrategia fabulosa para recuperar una agenda política que durante más de 4 meses no ha estado en sus manos. Y en este sentido, se han salido con la suya.

Los dos caminos que tiene el venezolano, según la dirigente político María Corina Machado, son: El de la dictadura, que pasa por la participación en las elecciones regionales y el acostumbramiento al régimen; Y el de la libertad, que incluye seguir en rebelión, el nombramiento de y no participar en las elecciones.

Le tomó la palabra a MACOMA cuando dice que la libertad se alcanza con el nombramiento de los poderes públicos y seguir en rebelión tal y como se estableció en el plebiscito del 16 de Julio. Sin embargo, la contradigo en lo que a las elecciones se trata pues, para mí, ambas rutas (ir o no ir a las regionales), SON EL CAMINO DE LA DICTADURA. Me explico. Estas fueron las opciones colocadas por el gobierno y en ese sentido las dos significan una rendición ante el régimen y un eventual acostumbramiento a su existencia.

Si vamos a las elecciones sería una evidente y manifiesta contradicción ante nuestro discurso y consignas gritadas en las marchas, donde se desconoce al CNE y a la ANC. Mientras que el no ir a las elecciones, que parece dado el anterior argumento la opción lógica y más sensata, sigue siendo una rendición, pues se le entrega en bandeja de plata al régimen el terreno de las elecciones, no solo regionales sino LAS QUE LE DE LA GANA, BAJO ESTE CNE. Esto último es muy peligroso porque, de funcionar este experimento del gobierno, podrían lanzarse unas elecciones generales después de las regionales, en las cuales obviamente, no participaríamos. Perderíamos TODO en un parpadeo. Por no decir que, el eventualmente desfavorable resultado, busca debilitar a la MUD haciendo que la opinión pública la culpe del fracaso (como en 2002) y se enfríe como resultado de la desesperanza la calle. En cualquiera de los dos casos se pierde y se pierde en grande.

Lo peor del caso es que no hay forma de saltar el espejismo, al contrario de lo pretendí en el último artículo que publicado en mi blog personal ( http://lavozdelmuro.net/guerra-civil-dictadura-o-democracia-que-sera-de-venezuela/ ). En este artículo mi posición era claramente idéntica a la de MACOMA, incluso antes de escucharla en rueda de prensa ayer, 10/8/2017. Para mí, como para muchos, estaba claro que las elecciones eran un espejismo, una ilusión, un falso punto de negociación, y que lo mejor para el país era simplemente ignorarlo y seguir adelante. Sin embargo no es tan fácil debido a todo lo anterior explicado y se genera eventualmente una discusión en el seno de la oposición y la ciudadanía. Tanto para mí como para MACOMA era sencillo, la discusión es lo que ellos quieren por lo tanto no debería haber discusión, no se cae en la trampa y punto, no se participa. ¡PERO ESTABA MAL! La trampa no son las elecciones ¡LA TRAMPA ES LA DISCUCIÓN! ¿¡Y cómo no tenerla!?

Generar discordia, fracturas en la oposición y paralizar la calle. Eso pretende el régimen con esta trampa y por eso hay que llevarle la contraria. En lo que si participar o no en las elecciones se trata, no estoy todavía claro de cual opción es precisamente “llevarle la contraria al régimen”. Me preocupa enormemente la contradicción que significa participar, así como el peligro que representa no hacerlo. Esto para mi es prueba fehaciente que detrás del gobierno hay unas mentes brillantes, unos genios malignos dignos de cualquier película de super héroes y ciencia ficción. El que piense lo contrario los está subestimando.

Dark Vader se queda atrás…

MORIS H RAUSEO J

11/8/2017

R�v��

Publicado en Miscelánea