Lo que le pasó a Sandra Nabucco, una mujer de 54 años que vive en Brasil, en Río de Janeiro podría perfectamente ser parte de una serie animada o el golpe de gracia en una comedia de situaciones, aunque pudo ser muy grave. La mujer caminaba con su perro por la ciudad brasileña cuando, de repente, algo muy extraño cayó sobre su cabeza.

“Fue un gran shock. Yo estaba caminando con mi perro en la avenida Marques de Sao Vicente, en Gávea, cerca del Instituto Moreira Salles, cuando de la nada sentí un golpe”.

La mujer nunca habría imaginado lo que vio a continuación, especialmente cuando vio qué fue lo que cayó a su lado en la calle.

“Miré hacia abajo y vi una criatura. Puse mi mano sobre mi cabeza y sentí las espinas. El dolor era enorme”.

¡Sobre su cabeza había caído un puercoespín!

Inmediatamente buscó ayuda de agentes de policía, que la llevaron a un hospital. El médico que la atendió no podía creer la historia, pero comenzaron inmediatamente con las curaciones.

“Yo y el médico dejamos de contar el número de espinas cuando llegamos a 150. Fueron alrededor de 200″.

Además de las curaciones y desinfección, Sandra recibió un tratamiento con antialérgicos y antibióticos.

Publicado en Animales
Fuentes consultadas:
www.upsocl.com