Según en el país en el que nos encontremos, la fiesta de graduación adquiere una importancia distinta, pero como pasa con todas las tradiciones y a causa de la globalización, cada vez es más tomada en serio por los adolescentes.

EEUU, por ejemplo, es el lugar donde quizá sea más importante esta fiesta, convirtiéndolo en una especie de ritual, tal y como hemos podido ver en infinidad de películas. Nada más lejos de la realidad, ellas, con sus vestidos y peinados despampanantes, esperan a que su acompañante acuda a su casa a recogerlas en limusina, en el mejor de los casos, para dirigirse juntos a un baile, que pondrá punto y final a su adolescencia.

Aunque nuestras costumbres distan un poco de las norteamericanas en este sentido, apuesto a que muchos de vosotros todavía recordáis con quién fuisteis a la fiesta y qué llevabais puesto ese día. Se trata de un día memorable para nosotros, pero también para nuestros familiares y amigos más cercanos. Y si no que se lo digan a Dottie, la protagonista del video de hoy, que no puede evitar emocionarse al ver a su nieta vestida para su graduación. Cassie quería sorprender a su abuela con un vestido muy especial para ambas

Original: Angela Gillam

Publicado en Familia