El mundo jamás se hubiera imaginado que la historia de Escocia cambiaría para siempre gracias a una fuerte tormenta sobre la Bahía Skaill, en las Islas Orcadas, durante el invierno de 1850. Esta causó verdaderos estragados a su paso,  pero no se marchó sin dejar un pequeño regalo a los escoceses.

Cuando la tormenta amainó, los supervivientes descubrieron que esta había desenterrado el contorno de un poblado. Así es, la tormenta fue tan fuerte que incluso levantó grandes masas de tierra, revelando un pedazo de historia tan increíblemente intacto que muchos empezaron a llamar a aquel lugar “La Pompeya escocesa”, aunque su verdadero nombre es Skara Brae.

Después de aquello, los propios habitantes de Skaill comenzaron a excavar en aquel asentamiento subterráneo. Antes de abandonar el trabajo en 1868, estos habían conseguido desenterrar cuatro casas completas. Nadie volvió a tocar el yacimiento hasta 1913, cuando un grupo de saqueadores irrumpió en la zona para robar un sinnúmero de artilugios.

Pero no fue hasta 1924, cuando una tormenta volvió a asolar la zona destruyendo parte de una de las casas de Skara Brae, que el gobierno escocés decidió tomar cartas en el asunto:

Si nos fijamos en la conservación de las paredes, fácilmente se podría pensar que tienen, a lo sumo, unos cientos de años

ruinas_1

Pero aunque no lo creáis, ¡el asentamiento de Skara Brae tiene más de 5.000 años! Es más antiguo que Stonehenge y las Pirámides de Guiza

ruinas_2

De hecho, se trata del pueblo neolítico mejor conservado del norte de Europa y nos ofrece una ventana única sobre la vida de los agricultores que vivieron allí entre el 3200 y 2500 a.C.

ruinas_3

La notable supervivencia de Skara Brae durante tantos años es gracias al diseño de los constructores originales, quienes sepultaron las fuertes y robustas paredes de piedra bajo tierra hasta el tejado, con el fin de proporcionar el mejor aislamiento posible contra el poder de los elementos

ruinas_4

Son 9 casas del mismo tamaño -unos 40 m2- y con el mismo tipo de planta, una estancia cuadrada con una chimenea en el centro, que a la vez servía para cocinar los alimentos y para mantenerse caliente

ruinas_5

Se trata de un emplazamiento único, ya que dentro de cada una de las casas podemos encontrar diferentes elementos de mobiliario realizados en piedra: asientos, compartimentos que parecen ser camas y zonas de almacenamiento

ruinas_6

Pero ahí no queda la cosa. Estas casas neolíticas tenían cerraduras, además de un sistema de desagüe rudimentario, que perfectamente podría ser la primera versión del inodoro que tenemos actualmente

ruinas_7

Se desconoce el motivo que movió a aquella gente a establecerse en un lugar tan alejado, pero sí sabemos que permanecieron en él durante 600 años y que fue abandonado de un día para otro -aparentemente de forma rápida por los objetos que fueron encontrados-. Algunos creen que se debió a un empeoramiento climático y otros que debió surgir algún peligro que les forzó a huir, aunque solo son suposiciones

ruinas_8

Hoy en día, Skara Brae es Patrimonio de la Humanidad y un lugar con una riqueza histórica sin precedentes que nos ayuda a entender cómo vivieron estas personas hace 5.000 años. Si alguna vez visitáis Escocia, no dejéis pasar la oportunidad de ver esta maravilla arqueológica por vosotros mismos.

ruinas_9

Vía: Wimp
Fuentes: BBC, lunaticoutpost

Publicado en Ciencia