Los agujeros negros son los cuerpos más misteriosos de nuestro universo. Objetos tan increiblemente pesados que no dejan escapar la luz, y de los que desconocemos prácticamente todo, sin saber qué ocurre en su interior.

Einstein demostró con sus ecuaciones, que si rodeábamos uno de estos colosales objetos en los que hasta la dimensión del tiempo se deforma, cuando volviéramos a la Tierra habrían pasado cientos de años. Es la única forma demostrada que conocemos que permite viajar en el tiempo, aunque no nos sea posible ponerla en práctica.

Después de las ecuaciones de Einstein, comenzaron a detectarse estos misteriores objetos capaces de engullir cualquier cosa en el universo. Pero uno de los grandes descubrimientos de nuestra última década fue encontrar agujeros negros gigantescos (hipermasivos) en el centro de la mayoría de las galaxias, y la nuestra es una de ellas.

Para que te hagas una idea del tamaño de los agujeros negros, mira este vídeo ilustrativo.

Original: morn1415

Publicado en Ciencia