Casarse es un paso importante y una decisión mutua. Preparativos, invitaciones, elección de un restaurante o pensar la música que sonará. Todo son alegrías cuando se hace con deseo, pero si se tiene que hacer por obligación, puede convertir nuestra vida en un auténtico infierno.

Desgraciadamente, un horror que sufren millones de menores en todo el mundo.

boda-infantil

Por medio de un vídeo, y como parte de una campaña, Unicef ha querido reflejar el infierno de las bodas infantiles. El vídeo no es solo una llamada de atención, sino de acción también.

La niña protagonista, que da voz a las miles de menores en su misma situación, debería estar en la escuela con sus amigos, pero en lugar de eso tiene que casarse con  un hombre de 35 años. La clave está en las familias, que no hacen nada por evitarlo. Por el contrario, ayudan y contribuyen a que el proceso avance.

boda-infantil1

La realidad de una niña que tiene que casarse de modo impositivo no incluye su vuelta al colegio, pero sí es posible que se convierta en una víctima de violencia de género, y que quede embarazada sin haber abandonado la niñez. Como ella, solo este año, 15 millones de niñas se casarán antes de cumplir los 18 años. 

boda-infantil2

Fuente: Unicef

 

Publicado en Familia