El cerebro humano es un órgano complicado. A veces ve cosas que no hay, otras no ve lo que tiene justo delante. Este tipo de “fallos” podría hacernos pensar que es un órgano mal hecho, pero nada más lejos de la realidad.

Nuestra vista nos proporciona perfectamente la información que necesitamos para sobrevivir. Y nuestro cerebro la interpreta de la manera más eficiente posible. Juntos forman un tándem que nos muestra el mundo con la mayor fidelidad posible, aunque a veces tergiversen un poco la realidad.

Hoy os traemos una imagen que pondrá a prueba vuestra vista y vuestro cerebro. Se trata de una fotografía compartida por la joven filipina Jeya May Cruz. En ella, vemos una mesita blanca y una alfombra. Bien, pues la cosa tiene más miga de lo que parece y es que en esta fotografía hay un teléfono camuflado como si de un camaleón se tratara.

Pues sí, aquí hay un teléfono escondido ¿puedes verlo?

encuentra el telefono escondido en esta imagen 1

Es complicado encontrarlo a la primera. De todas formas, a continuación os explicamos la forma más sencilla de encontrarlo. Tened en cuenta que si seguís leyendo acabaréis viendo la solución y el juego perderá gran parte de su gracia, avisados quedáis.

 

 

 

 

¿Estáis seguros de querer ver la solución?

 

 

 

 

Bien, un poco más abajo la encontraréis.

 

 

 

 

 

Empezaremos por dividir la foto en 4 sectores, que así es más fácil de encontrar

encuentra el telefono escondido en esta imagen 2

Asignamos un número a cada sector: 1, 2, 3 y 4

encuentra el telefono escondido en esta imagen 3

Vamos a empezar buscando por el sector 1

encuentra el telefono escondido en esta imagen 4

Aquí hay una forma extraña…

encuentra el telefono escondido en esta imagen 5

¡Sorpresa! es el teléfono

encuentra el telefono escondido en esta imagen 6

Si no fuera por la cámara, seguramente no lo encontraría nadie

encuentra el telefono escondido en esta imagen 7

Con una carcasa floreada, encontrar este smartphone sin ayuda es una tarea prácticamente imposible. Gracias a la forma del objetivo podemos atisbar donde se encuentra. Si lo habéis encontrado, enhorabuena, tenéis unos ojos de halcón. Por favor, no digáis en los comentarios dónde está o le chafaréis el juego a los que vengan detrás.

Fuente: Boredom Therapy, artículo por La Voz del Muro 

Publicado en Miscelánea