Pensamos que los grandes logros son cosa de otras personas mejor capacitadas que nosotros y que están fuera de nuestro alcance. Pero no es así, en nuestra mano está lograr alcanzar cada meta que nos propongamos: vencer una enfermedad, terminar unos estudios, etc. El hombre es capaz de todo con esfuerzo.

Publicado en Miscelánea