La RSD es una enfermedad crónica caracterizada por un dolor similar al producido por una quemadura, y produce cambios patológicos en los huesos y la piel, inflamación de los tejidos y una sensibilidad extrema al tacto. Físicamente, el síndrome es un trastorno en los nervios de la zona de una lesión.

Kevin Taylor se rompió la pierna hace 13 años, y desafortunadamente, fue afectado por el RSD, lo que le postró es una silla de ruedas desde entonces y terminando con la amputación de una de sus piernas. Su lucha contra el problema recombró de nuevo el sentido cuando conocío a su prometida Kim Didway, una excelente mujer que se preocupó desde el principio por él, “sin ver las silla de ruedas”.

Agradecido y enamorado, Kevin quiso sorprenderla. El día de su boda cuando todos se levantaran él lo haría también y caminaría hacia ella. Todo su empeño y tesón le han servido para rehabilitarse, de otra forma hubiera seguido en una silla de ruedas el resto de su vida. Mira la reacción de su prometida durante la ceremonia.

Original: Asley Claster

Publicado en Miscelánea