Un amante de los animales, y particularmente de las ardillas, se econtró tirada en el suelo a una ardilla a punto de morir. Comenta que apenas podía moverse y estaba prácticamente congelada. Decidió darle una segunda oportunidad, la llevó a su casa y consiguió sacarla adelante. Ahora nos enseña las fotos de su recuperación.

Publicado en Insólito