Me encantan los acertijos, problemas de lógica y enigmas de pensamiento lateral, etc. Siempre que me enfrento a una cuestión de este tipo, intento valorar todas las posibilidades y a la hora de resolverlos, no falla, me equivoco el 100% de las veces.

En realidad no es que me importe demasiado fallar, ya que la mayoría de estos problemas están pensados para ir en contra de la lógica e inducirte al error. No es una cuestión de ser más o menos inteligente, es, simplemente, guiarnos por nuestro razonamiento aprendido.

Hoy os traemos uno de estos problemas, esta vez basado en la probabilidad. Se le conoce con el nombre de El problema de Monty Hall, debido a que se inspiró en un programa del mismo nombre.

La premisa es la de que en dicho concurso te ofrecen la posibilidad de elegir una puerta entre 3 disponibles. En una de ellas se encuentra un premio gordo y en las otras dos una cabra. Una vez eliges se desvelará lo que hay detrás de una de las puertas que no elegiste -siempre será una de las que tenga una cabra-, y se te dará la oportunidad de cambiar tu puerta elegida ¿tú que harías, cambiarías de puerta o te quedarías con la que elegiste al principio?

Pues si quieres saber cual sería la opción menos mala y el porqué, solo tienes que ver el siguiente vídeo. No te preocupes si no elegiste la opción correcta. Este problema fue ideado por Marylin vos Savant, considerada la mujer más inteligente del mundo, así que sabía perfectamente lo que la gente iba a elegir.

Fuente: Ciberrmitanios, artículo por La voz del muro

Publicado en Miscelánea