Este viernes se cumplen cuatro años del 15M, aquel gran movimiento ciudadano que en los albores de las anteriores elecciones municipales y autonómicas removió el espacio político español.

15M (27/05/11) Sevilla

Con el sosiego del paso del tiempo, podemos permitirnos el lujo de analizar con calma lo que supuso este movimiento ciudadano y, sobre todo, señalar las cosas buenas que nos ha traído. Son las siguientes:

1.- Movimiento ciudadano.

Siempre se ha dicho que el pueblo español era conformista y parado, y el 15M le dio la vuelta a esa realidad. Aquel 15 de mayo de 2011 (y las semanas y meses posteriores), una parte muy significativa de los ciudadanos españoles decidieron que el contento o descontento político no sólo se articulaba con un voto, sino que también se puede ejercer y reclamar en la calle.

Con la llegada del 15M, una parte de los ciudadanos optó por el inconformismo y, sobre todo, por salir a la calle a protestar por todas aquellas realidades que no le gustasen o que, directamente, le pareciesen injustas.

15m

2.- La vuelta al debate público.

Las manifestaciones del 15M no sólo consistieron en alzar la voz, quejarse y lanzar proclamas contra los partidos políticos. Durante todas estas manifestaciones, las distintas ciudades fueron creando todo tipo de asambleas en las que se debatía sobre todo: política general, estructuras de partidos, democracia, economía, justicia social… A partir de aquel 15 de mayo de 2011, los debates públicos sobre política volvieron a las calles, un lugar en el que (aunque quizá en menor medida) siguen estando a día de hoy.

Movimiento 15M valencia 22-05-2011

3.- Una nueva transición.

En España siempre se ha hablado de 1978 como el año de la Transición política en el país. Sin embargo, el 15M (y todo lo que ha venido detrás) ha supuesto una nueva transición española, en la que la política ha tomado el protagonismo del debate público y cada vez han sido más los ciudadanos que se han animado a participar en dicho debate.

Movimiento 15M valencia 22-05-2011

4.- Adiós al bipartidismo: los nuevos partidos.

Era una de las grandes quejas del ciudadano crítico español: en España sólo se puede elegir entre PP y PSOE, no hay más alternativas. Pero el 15M acabó con eso. Seguramente el mejor ejemplo sea el de Podemos, el partido fundado por Pablo Iglesias que recogió todo ese descontento y toda esa ola de indignación de las personas que están a pie de calle.

Pero el de Podemos no ha sido el único ejemplo. También podemos destacar el caso de Ciudadanos, el partido comandado por Albert Rivera. En este caso no podemos decir que Ciudadanos sea un partido nuevo ni impulsado por el 15M, ya que nació en 2009 y es un partido de centroderecha. Sin embargo, en este último año Ciudadanos sí que ha sabido recoger el descontento de los votantes de derechas (o de los de la izquierda más conservadora) y ayudar a romper el bipartidismo de PP y PSOE.

Pablo Iglesias - Participante del Foro Internacional por la Emancipación y la Igualdad

5.- Cambio de mentalidad.

Ante todo, en definitiva, el 15M ha supuesto un cambio de mentalidad en nuestro país. A día de hoy el ciudadano ya sabe que, si no le gusta algo, puede salir a la calle a protestar. Y que si no le gustan los partidos que hay, puede optar por otros y producir un cambio en el mapa político. En definitiva, el 15M (y todo lo que vino después) ha enseñado a los españoles que ninguna realidad es inamovible. Y que si algo no te gusta, lo puedes cambiar.

15M Puerta del Sol: punto y seguido

Publicado en Miscelánea