A los dos años, Carly Fleischmann fue diagnosticada con autismo severo y una condición oral motora que le impedía hablar. Los médicos pronosticaron que no volvería a desarrollarse intelectualmente más allá de las capacidades de un niño pequeño. A pesar de que hizo algunos progresos después de años de terapia conductual y comunicación intensiva, Carly se mantuvo prácticamente inalcanzable. Pero a la edad de diez años hizo el avance más importante de su vida y de la de su familia,

Mientras trabajaba con sus terapeutas dedicados Howie y Barb, Carly se acercó a su ordenador portátil y tecleó “SUFRIMIENTO – AYUDA”, ante el asombro de todos. Este fue el comienzo del trabajo de Carly hacia su recuperación. Ahora, hasta tiene Twitter y ha escrito un libro.

Original: YouTube

Publicado en Ciencia