El día de la boda de una pareja es, probablemente, uno de los más felices de su vida. Aparte de eso, también es uno de los que más nervios y tensiones provoca, tanto en los novios, como en los familiares más cercanos.

El miedo a que algo salga mal o pensar en el paso tan importante que se va a dar, suelen ser las mayores preocupaciones en el día de nupcias.

Pero para lo que nadie se prepara el día de su boda es para que alguien muy cercano quiera robarte el protagonismo de mala manera.

Camino del altar, no se esperaba lo que le iba a pasar

Camino del altar, no se esperaba lo que iba a suceder

Puede parecer la típica escena de una película de risa, pero esto mismo fue lo que sucedió la semana pasada en la boda de Tanya Malone y Mark Monaghan.

El pequeño Rhys de tan solo 4 años de edad, asistió a la boda de su tía en Dublín. Como cualquier niño, sus preocupaciones pasan única y exclusivamente por divertirse y poco más.

Uno de los asistentes grabó el momento y ya se ha convertido en un fenómeno de internet. Tan solo dura 8 segundos, pero son 8 segundos que veras una y otra vez sin parar de reír.

Fuente: 808080 28, artículo por La voz del muro

Publicado en Familia