Si recordáis, hace poco más de un mes os hablábamos sobre la historia de un hombre que pidió ser enterrado con todo su dinero, situación ante la cual su viuda actuó muy inteligentemente. Y es que cuando un matrimonio normalmente suele pasar por muchos altibajos a lo largo de los años.

Y es que las relaciones más exitosas son aquellas que saben cómo actuar en los tiempos difíciles. Para salir adelante, algunas parejas utilizan herramientas relacionadas con el compromiso, la paciencia o la templanza, mientras que otras deciden tomárselo con mucho humor, como hizo la mujer de la historia que veremos hoy.

Aunque esta historia lleva circulando varios años por la red, sin duda otorga una visión bastante hilarante sobre el matrimonio. Su inesperado final hará que te partas de risa:

matrimonio_humor_1

Un hombre y una mujer llevaban casados más de 60 años. Durante ese tiempo lo compartieron prácticamente todo. Nunca hubo secretos entre ellos, salvo una caja de zapatos que la viejecita guardaba sobre un armario. La mujer había echo prometer a su marido que, por nada del mundo, jamás abriría la caja o preguntaría por su contenido.

Un día la viejecita se puso muy enferma y pidió a su marido que le llevase la caja de zapatos a la cama, pues pensó en que era momento idóneo para mostrarle su contenido. Cuando el viejecito abrió la caja encontró dos muñecos de ganchillo y una pila de billetes que en total sumaban 95.000 dólares. Por supuesto, el marido preguntó a su esposa por el contenido. Esta respondió:

matrimonio_humor_2

Cuando íbamos a casarnos, mi abuela me dijo que el secreto para gozar de un matrimonio feliz era que nunca debíamos discutir. También dijo que cuando me enfadase contigo, debía guardar silencio y hacer una muñeca de ganchillo.

El viejecito estaba conmovido, tanto que incluso tuvo que contener las lágrimas, pues solo había dos muñecas de ganchillo dentro de la caja. Eso significaba que tan solo había estado molesta con él dos veces en 60 años de matrimonio. Con un nudo en la garganta causado por la emoción, el marido siguió preguntando:

matrimonio_humor_3

Cariño, esto explica lo de las muñecas pero, ¿qué pasa con todo este dinero? ¿De dónde lo has sacado?.

La mujer, que apenas tuvo que pensarse la respuesta, finalmente dijo:

Oh, ¿eso?. Todo ese dinero es el que he ganado con la venta de las muñecas.

Fuente: littlethings

Publicado en Familia