Imagina que estás solo en casa, ordenando tranquilamente tu escritorio, cuando, de repente, escuchas un golpe seco. Si consigues sobrevivir al infarto, lo más lógico es que te gires a comprobar lo que ocurre y desmontar todas las historias sobre fenómenos paranormales que acaban de pasar por tu cabeza.

Eso es precisamente lo que le ocurrió al humano que protagoniza la escena que veréis a continuación. Mientras estaba ordenando unas cosas en la mesa, escuchó un golpe seco tras de sí que le puso los pelos de punta. Al girarse, pronto comprendió lo que había pasado.

Su perro estaba plácidamente echado la siesta en el sofá al lado de la chimenea. Tan profundo debía ser su sueño, que cuando el pobre animalito fue a darse la vuelta, ¡zas!, cayó al suelo.

Tras cerciorarse de que solo había sido un pequeño golpe y que su compañero estaba bien, no pudo contener la risa. Después se acercó a él y lo cubrió de mimos. Lógico, ¡pobrecito! 😀

Publicado en Animales
Fuentes consultadas:
https://rumble.com/v2zisb-apollo-falling-off-the-couch.html