Hay muchas personas que piensan que los perros domésticos pueden apañárselas perfectamente para sobrevivir sin ayuda humana. Se suele pensar que sus instintos son aún muy fuertes y que no tendrán ningún problema para cazar y buscarse la vida.

Nada más lejos de la realidad. Los perros domésticos evolucionaron de los lobos hace miles de años para convivir con los seres humanos. En el camino dejaron gran parte de sus instintos, ya que no los necesitaban para sobrevivir.

La mayoría de perros actuales tienen todas esas cualidades “salvajes” poco desarrolladas. Por lo tanto, debemos ser conscientes de que abandonar a un perro es poco menos que condenarlo a una muerte casi segura.

Ningún animal merece estar así

Ningún animal merece estar así

La historia de Helena y Oscar es una de estas que te rompen el corazón al principio pero que, gracias a los voluntarios del refugio de animales, tiene un final feliz. Abandonados a su suerte, esta madre y su cachorro vivían en una escombrera pasando todo tipo de penalidades. Con una enfermedad cutánea que necesitaba tratamiento inmediato, su futuro no parecía muy esperanzador.

Pero el destino les tenía guardado una agradable sorpresa. Desde el primer momento, los dos canes se muestran confiados ante la mano de su rescatador. Sin guardar ningún rencor a los humanos por la vida a la que les habían abocado, esta pareja de perros se comporta de forma dócil y cariñosa. Su cambio al cabo de 5 meses es espectacular. Si queréis verlo tan solo tenéis que darle play al siguiente vídeo.

Recuerda, si quieres tener un amigo de 4 patas, adopta no compres.

Fuente: Viktor Larkhill, artículo por La Voz del Muro

Publicado en Animales