Para celebrar su llegada al mundo, esta cabrita pigmea de apenas tres días de edad, que difícilmente podía mantenerse en pié hasta ese momento, sorprendió a sus dueños marcándose una especie de “baile de la felicidad”, suponemos que embriagada por la emoción y alegría, al sentirse tan querida y arropada por su familia.

Los propietarios de esta tierna y dulce cabra no podían salir de su estupor, tras ver las habilidades de danza y expresión corporal de su mascota. Por eso, no dudaron ni un instante en compartir su ternura con todos nosotros a través de su canal de Youtube. Os aseguro que cuando estéis viendo el video, os entrarán ganas de bailar…

Fuente: ModjeskaMan

Publicado en Animales