casa_sobrevive_desprendimiento_3

Muchas veces el peligro acecha cuando menos te lo esperas, y sino que le pregunten a esta familia italiana de la localidad de Ronchi di Termeno, que vio como su casa de campo, y ellos mismos, se salvaron por los pelos tras el desprendimiento de una roca gigante. Al ver estas imágenes no podemos sentir otra cosa que no sea pánico, ante la posibilidad de ver un pedrusco como este aproximándose a nosotros.

Afortunadamente todo quedó en un susto y no se produjeron heridos, pero sin duda debió de tratarse de una experiencia muy traumática para todos aquellos que la sufrieron. Mira lo que es capaz de hacer la naturaleza cuando menos te lo esperas:

El surco que deja tras de sí la roca tras el desprendimiento tiene un tamaño descomunal, prueba fehaciente de la fuerza y velocidad que debía llevar cuando bajaba por la colina

casa_sobrevive_desprendimiento_2

Milagrosamente, la casa se encuentra prácticamente intacta. Las ruinas que se ven pertenecían a un cobertizo y al garaje de la finca

casa_sobrevive_desprendimiento_4

Antes de llegar a la casa, la roca se partió en dos por el camino. El otro trozo del peñasco se quedó a un metro escaso de la parte trasera de la casa

casa_sobrevive_desprendimiento_5

Si la roca hubiera chocado con esta fabulosa casa de campo de trescientos años de antigüedad, las consecuencias hubiesen sido catastróficas

casa_sobrevive_desprendimiento_6

La roca siguió rodando cuesta abajo y finalmente se detuvo en el campo. Curiosamente la otra roca, aún mayor, que se ve al lado de la nueva, es de un evento anterior, por lo que el nivel de riesgo está bastante claro

casa_sobrevive_desprendimiento_8

Los deslizamientos de laderas y los desprendimientos de roca son algunos de los procesos geológicos más comunes en la superficie de la Tierra. La gravedad y la erosión actúan constantemente sobre el terrero para transportar los materiales de las zonas más altas a las más bajas.

Aunque este fenómeno forma parte del ciclo natural de terreno, os recomendamos que elijáis adecuadamente el emplazamiento de vuestra casa por si, un día, se aproxima hacia vosotros una roca como esta. Comparte esta noticia con tus amigos y dejadnos un comentario en nuestra página de Facebook.

Fuente: sincesunrise

Publicado en Miscelánea