El mes pasado ya os hablamos de Inma Michinina en éste articulo donde pedía al Ayuntamiento de Cádiz que le permitiera vivir con dignidad. El pasado mes de Septiembre volvió a la carga sacando los colores a los concejales cuando les presentaba los dibujos que hacen sus hijas: cucarachas. Entre otras quejas. Le mejor es la cara de los concejales, algunos ni si quiera tienen el valor de mirarla. Todo nuestro apoyo desde aquí.

Publicado en Miscelánea

Si te gustó compártelo: