casa-costa12

A menudo tenemos la idea de que, cuanto mayor y mas espaciosa sea una casa, más habitable y cómoda será. Pero nada más lejos de la realidad. En 30 metros cuadrados también caben una vida entera de ilusiones y recuerdos memorables, sobre todo cuando tienes un paisaje tan privilegiado como éste.

Esta espléndida casa rural ofrece unas vistas impresionantes del océano que, junto con su particular filosofía de “puertas abiertas”, viendo en todo momento el imponente exterior que le rodea, hace que te olvides rápidamente de lo pequeña que pueda llegar a ser.

casa-costa11

inside1

La decoración no podía ser más sencilla, se respira agua salada en cada esquina, el interior se inunda de colores tan relajantes y limpios como el blanco y el azul cielo.

casa-costa10

casa-costa9

La madera le termina de dar el toque que le faltaba para ser completamente acogedora.

casa-costa8

El baño, con todas las comodidades de la vida moderna, sigue la misma línea decorativa que el resto de la casa. Minimalismo sin perder el ambiente hogareño.

bath

casa-costa7

Una cosa se repite en esta casa, y son los espacios abiertos al exterior donde la luz ilumina el interior haciendo que la estancia parezca aun más grande.

casa-costa6

Desayunar en esta terrazada debe ser el sueño de cualquiera que añore una zona costera donde vivir o pasar allí sus vacaciones.

casa-costa5

casa-costa4

casa-costa3

Cuando el Sol se esconde, una cenita a la luz de la Luna debe ser de lo más relajante y romántico.

casa-costa2

casa-costa1

Esta casa es pequeña pero lo tiene todo para ser el hogar perfecto de cualquier persona.

Vía: Littlethings. Este artículo apareció originalmente en nuestra web casasincreibles.

Publicado en Cultura y ocio