Cualquiera de nosotros nos hemos quedado dormidos con el teléfono móvil en la cama inmediatamente después de contestar a los últimos mensajes del día, revisar el correo o echar un vistazo a los últimos artículos de La Voz del Muro, ¿verdad? De hecho, el 44% de las personas que hicieron una encuesta para Pew Internet Project han reconocido haberse quedado dormidos con el móvil en la cama. Pero algo que parece tan inocente podría estar poniéndonos en riesgo.

A través de su cuenta de Twitter, el Departamento de Policía de Nueva York está advirtiendo a la ciudadanía de los peligros de dormir con el teléfono móvil debajo de la almohada, publicando unas imágenes que evidencian las terribles consecuencias a las que estamos expuestos.

Desde luego, las imágenes hablan por sí solas. En ellas, podemos ver una almohada y un colchón parcialmente carbonizados tras la explosión de un teléfono móvil, quedando prácticamente irreconocibles después de salir ardiendo mientras alguien dormía plácidamente.

Así es como podría quedar tu teléfono móvil si lo colocas bajo la almohada y duermes sobre él

telefono_explota_1

En 2014, un adolescente de Texas, EEUU, contaba que recordó despertar oliendo a humo. Después, descubrió que este provenía de su teléfono móvil, situado bajo su almohada

telefono_explota_2

De hecho, los propios manuales de Samsung avisan a sus compradores de estos riesgos potenciales: “Si el dispositivo se cubre con ropa de cama, con el propio cuerpo, ropa gruesa o cualquier otro material que afecte de manera significativa al flujo de aire, esto puede afectar al rendimiento del teléfono y suponer un riesgo de incendio o explosión, lo que podría dar lugar a lesiones corporales graves o daños a la propiedad”

telefono_explota_3

El jefe de bomberos de Connecticut, David Berardesca, afirmó en declaraciones para la NBC que los teléfonos móviles necesitan ventilación: “Se recomienda dejar este tipo de dispositivos en una superficie dura para que el calor se disipe. Las baterías se calientan y podrían derretirse y, en el peor de los casos, explotar y provocar algún incendio”

telefono_explota_4

Así que ya lo sabéis, evitad a toda costa dormir con el móvil en la cama o, peor aún, bajo la almohada. Difunde este artículo para que todo el mundo lo sepa y pueda evitar exponerse a un riesgo como este.

Vía: Littlethings, traducción y adaptación elaborada por La Voz del Muro.

Publicado en Tecnología y videojuegos