Esta es la respuesta universal para no ceder tu asiento cuando no te apetezca

Enlace patrocinado
por Kike Pérez
el 25/10/2016 en Varios

A pesar de volar con asientos numerados y nominativos, muchos pasajeros solicitan a otros el favor de cambiar de asiento, argumentando todo tipo de extravagantes, absurdas e imaginativas razones.

Y aunque no suele atraernos la idea de ceder nuestro asiento, la petición suele pillarnos de improviso y, por pura educación, terminamos aceptando con la mejor de nuestras sonrisas.

Shutterstock

Shutterstock

Si, por el contrario, decides quedarte y defender tu posición, es frecuente que esto no te exima de malas miradas y alguna otra justificación extra. A veces una segunda ronda de insistencia, presión grupal y hasta algún enfado.

Para evitarlo, la bloguera World Wonders de vmirechudes.com, ha desarrollado una respuesta universal para este tipo de situaciones, que devuelve el efecto sorpresa y hace desistir al demandante de inmediato. Os la contamos a continuación.

“Odio cuando subo al avión o el tren y alguien me pide cambiar de asiento cuando ya me he instalado. ¿Por qué debería cambiar? Es mi asiento, va a mi nombre… pero no tengo ganas de discutir…

Con el tiempo he desarrollado una respuesta universal, que pronunciada suavemente y con una sonrisa tranquila y agradable, hace que mi interlocutor desista de inmediato.

‘Lo siento, no deseo cambiarme. El asiento va a mi nombre y en caso de accidente impediría la identificación’.

Después de eso, nada ocurre“.

No es de extrañar que esta contundente respuesta haga huir a cualquiera, pero personalmente considero que basta con defender tu posición de forma asertiva. Será cuestión de confianza, ¿qué opinas tú?

Fuente: Fishki.com Traducción y adaptación La voz del muro

Si te gustó, compártelo:

¿Quieres escribir en La voz del muro? Déjanos tu email

Síguenos en Facebook

Artículos relacionados y más