Harold Raush (1974) hizo importantes investigaciones sobre lo positivo que resulta evitar los conflictos de pareja; pero este estudio se hace extensivo para las relaciones con el resto de la familia, así que al aplicar determinada técnica para evitar conflictos con nuestros hijos, por ejemplo,  logramos la felicidad con ellos y de ellos, mediante la armonía. Sin embargo debemos aclarar que a un niño le afecta tanto un castigo, como igual agradece un refuerzo. Acá les dejamos a los padres (o los que están por serlo) el nuevo método que en no pocos lugares se está utilizando, obteniendo resultados sumamente positivos.

Ya sabemos que uno de los mayores retos cuando se tienen hijos, es brindarles una educación adecuada, pero no nos referimos sólo a la educación académica, sino al conocimiento de vida que como padres nos gustaría inculcarles a nuestros hijos. En este proceso no todos los padres son capaces de mantener la calma en momentos de tensión. Un día duro en el trabajo, o el cansancio acumulado de la semana, puede llegar a hacer que los más pequeños de la casa paguen las consecuencias, pues aunque hayamos juramos que nunca actuaríamos de forma violenta con ellos, cuando menos te lo esperas te sorprendes a ti mismo dando esa cachetada de la que tanto renegaste. ¿Estás preocupado por la educación de tus hijos y quieres hacerlo con amor? Sigue leyendo acerca de la técnica de las 5 ligas (o gomas), como prefiráis llamarla.

El método Gottman

El estudio

“Magic ratio is 5:1” , del doctor John Gottman, consiente que muchas parejas han logrado nutrir su relación a partir de reforzar una acción negativa con 5 positivas. Es una manera de alimentar el amor y asentar los cimientos de una relación estable. Ahora bien, imaginemos que aplicamos este método a la educación de nuestros hijos. Podría resultar de mucho provecho. Tal es el caso de una madre bloguera, quien luego de una larga disputa con su hija de 4 años, decidió ponerlo en práctica. Más adelante sigue la historia.

1- Compasión

Cuando tu [email protected] se haya comportado de manera inadecuada y por eso tuvieran una disputa, hay una forma de subsanarlo: Se basa en la compasión. La compasión os ayudará a mejorar la relación entre ambos. En primer lugar debes asegurarte de conseguir 5 gomas, ligas, liguillas, o pequeñas cuerdas, que puedas llevar en la muñeca. Estos 5 complementos

serán tu recordatorio diario de lo acontecido.  Es importante que siempre los lleves puesto delante de tu(s) [email protected](s).

2-Paciencia

La paciencia no es un don que todos tenemos. Muchos debemos desarrollarla con los años, pero para que logres ser más paciente con tus hijos, usa las ligas: En el momento que actúes de manera desproporcionada en relación a tus [email protected]/* */, dispón las gomas en tu mano izquierda (si eres diestro), si eres zurdo colócalas en la derecha. A partir de ahora no olvides que este es un reto que tú mismo te has puesto por el bien de tus hijos. Quizás al principio te cueste un poco, pero es muy importante que sepas que te ayudará a ser más paciente. Cada vez que mires las ligas en tu muñeca, recordarás que necesitas reforzar tu paciencia. Los niños siempre agradecen la paciencia de los adultos, aún más si son sus padres. Les harás sentir más amados y respetados. Ya verás cuál es el paso siguiente.

3-Amor

Cada liga representará un acto de amor que debes a tu [email protected], para compensar lo sucedido. No es necesario que la compensación sea algo material, pero sí es importante que le haga sentir bien. Un abrazo, un cariño, un beso o unas cosquillas, podrían ser suficientes para demostrar ese amor incondicional que le tienes. Recuerda que a veces no demostramos suficientemente el amor que sentimos, ya sea por que creemos carecer de tiempo, o porque pensamos que no es necesario. Cada vez que le des una compensación, cambia de muñeca una liga. Recuerda que consiste en hacer algo juntos, incluso que te ayuden a cocinar o ir a algún sitio que le pueda hacer ilusión. Siempre han de ser 5 interacciones positivas por una negativa. Has cometido un error, así que es importante que demuestres que lo reconoces y que lo compensarás con creces.

La madre que lo puso en práctica

Kelly Holmes perdió los nervios cuando su hija de mediana edad hizo una travesura mínima. Es normal que teniendo dos hijos más (9 y 1 año), le sucediera esto. La mamá bloguera investigó y se topó con “Magic 5:1 Ratio”, de manera que decidió ponerlo en práctica. Al comprobar que era más feliz y mantenía su temperamento bajo control, lo compartió con el mundo. Explicó cómo cada vez que perdía los estribos, se colocaba las gomas y se esmeraba por hacer en el mismo día todos los refuerzos. No solo ella estaba más contenta, sus 3 hijos comenzaron a estar aún más unidos a ella, más felices.

Refuerza la relación con tu hijo

Muchos padres alrededor del mundo se han sumado a este procedimiento, asegurando que es tan  exitoso que ha cambiado su vida y su relación. Importante es recordar que es aplicable tanto en la pareja como en la educación de nuestros hijos. Adicionalmente, reforzaras tu paciencia y compasión por las demás personas. Es importante comprender que saber pedir perdón es una maravillosa virtud, y así debemos enseñar a los más pequeños a hacerlo. La mejor forma es dando el ejemplo. Es evidente que nuestra sociedad necesita de más actos de bondad y eso debe comenzar a fomentarlo desde nuestros hogares. Utilizando la técnica de las 5 ligas (gomas), notaremos paulatinamente cómo la unión familiar se va fomentando y las relaciones mejorarán a tal punto que apenas tendréis discusiones. El día a día será mucho más fácil y todos se sentirán mucho más felices. La única manera de comprobarlo es poniéndolo en práctica. ¿Qué esperas?

Nota importante: Si te ha gustado este artículo recuerda compartirlo y dejar un like. ¡Gracias!

Publicado en Familia
Fuentes consultadas:
www.paraloscuriosos.com