¿Cuánta ropa tienes en tu armario y cuánta necesitas realmente? Todos tenemos más cosas cosas de las que necesitamos y la ropa es una de ellas.

Antiguamente nuestros abuelos tenían tres camisas, dos pantalones, un traje de vestir, las mudas, una chaqueta, un abrigo y un par de zapatos. Dos generaciones después, nuestro armario sobrepasa con creces el stock completo de una tienda de ropa de barrio en los años 60.

Compramos demasiada ropa y lo hacemos a un precio muy barato. En concreto se compra un 400% más de ropa en el mundo que hace sólo dos décadas: 80 mil millones de prendas anualmente.

¿Cómo puede ser esto posible? Efectivamente, todo tiene truco y es hora de conocerlo. Gracias a un controvertido documental financiado a través de internet podremos conocer las consecuencias del consumo irresponsable y los secretos detrás de la industria textil. Descubre True Cost, el documental que nos muestra la realidad de una verdad muy incomoda.

Viaje al pasado.

consumo de ropa 18

Creemos ciegamente que el mundo ha avanzado y que el hombre ha superado sus antiguos fantasmas, pero en realidad lo único que hemos hecho ha sido mudarlos y mirar hacia otro lado.

consumo de ropa 13
Famosas son las historias sobre la Revolución Industrial y la explotación de los trabajadores en la industria textil del siglo XIX, las jornadas interminables, la explotación infantil, la falta de garantías sociales, el hacinamiento miserable y las pésimas condiciones de seguridad e higiene en el trabajo. Siento decirte que nada ha cambiado, la Inglaterra de 1850 es la Bangladesh hoy.

No te va a gustar.

consumo de ropa 16

Este documental no te va a hacer sonreír, pues muestra la dura realidad de miles de personas que trabajan en condiciones inhumanas para que occidente disfrute de sus camisetas a 4’99€.

consumo de ropa 15

Combinado habilmente imágenes de las pasarelas de moda de todo el mundo, True Cost irá mostrándote la otra cara de la moneda. Pasearás entre los ríos contaminados por culpa de los tintes y vertidos químicos, contemplarás las imágenes del derrumbamiento del Rana Plaza en Bangladesh en 2013 (edificio que albergaba varias fábricas de ropa) y en el que murieron más de 1.100 personas, conocerás a niños con malformaciones por los plaguicidas con los que se fumiga el algodón en India, y te sentirás morir con la miseria que rodea estas poblaciones.

consumo de ropa 21

Puede que sea duro, pero cuando te hayas quitado esa venda manchada de sufrimiento de los ojos, tal vez veas el mundo de otra forma.

Y es que saber que para llenar tu armario, 250.000 productores de algodón en India se suicidaron en los últimos 15 años por culpa de las deudas contraídas en la compra de semillas de algodón genéticamente modificadas. Cambiará la forma en la que ves tu ropa.

Puedes ver su impresionante trailer a continuación.

Abrid los ojos.

consumo de ropa 9

El documental es duro pero no pretende sermonear a nadie. Lo único que busca es que tomemos conciencia para valorar lo que tenemos y con toda la información disponible obrar en consecuencia.

No se trata tampoco de boicotear a las marcas, o de pedir a los consumidores que dejen de comprar. Sino de que las empresas textiles sientan que socialmente se las presiona para implantar condiciones sostenibles que respeten tanto a los trabajadores como al entorno.

La iniciativa Ropa Limpia.

Captura de pantalla 2015-05-28 a las 16.12.46

 

Como parte de una iniciativa encabezada por una red de organizaciones no gubernamentales, sindicatos y organizaciones de consumidores presente en 14 países europeos, se ha puesto en marcha la campaña ropa limpia.

Sus objetivos son mejorar de las condiciones laborales de los trabajadores de la industria textil y de material deportivo, minimizar el impacto de ésta en el medioambiente y promover el comercio justo.

Para conseguirlo, la plataforma investiga las condiciones laborales de los trabajadores, conciencian y movilizan consumidores e involucran a las empresas para adquirir compromisos de mejora. En los casos más graves, incluso llegan a denunciar a las empresas fabricantes y a responsabilizar subsidiariamente a las multinacionales que contratan sus servicios.

Por último elabora regularme informes sobre distintas empresas dedicadas al textil y ofrece al usuario las vías necesarias para participar en su estrategia y conseguir juntos que éste se convierta en un sector sostenible en todos los aspectos.

Porque debes de recordar que las cosas no sólo valen el precio que un día pagaste por ellas, sino todo el trabajo, esfuerzo y sufrimiento de las personas que las fabricaron.

Fuente: Mala vida

Publicado en Animales