Como mujer me declaro en contra de los pesados que se te acercan en un bar con el único objetivo de hacerse con tu número de teléfono. Pero puedo afirmar que si mañana alguien me pidiera el teléfono de esta manera me lo pensaría…

Fuente 1
Publicado en Miscelánea