Hay días que, por mucha hambre que sintamos, la pereza o las prisas hacen que pillemos lo primero que tengamos a mano en la cocina. Para esos días, solemos escoger recetas rápidas y lo más fáciles posibles, como los deliciosos chips de calabacín o estos originales cupcakes de beicon, si es que no nos decantamos directamente por pedir comida a domicilio.

Bien, como sabemos de buena tinta lo mucho que agradecéis estos pequeños trucos, hoy no queríamos dejar pasar la oportunidad de compartir el que veremos a continuación. Además, está relacionado con un alimento que a mí particularmente, igual que a muchos de vosotros, me encanta. Me refiero a las patatas asadas, pues además de ser una cena fantástica, independientemente de cómo soláis hacerlas, podéis prepararlas acogiéndoos a la ‘ley del mínimo esfuerzo’.

El caso es que esta forma de hacer las patatas asadas se ha convertido en una receta estrella en internet que esperemos que te guste:

¡He aquí la patata asada al estilo Bloomin! No me digáis que no pinta bien la cosa. Veamos cómo se hace

patata_1
Si os dais cuenta, la patata está cortada del mismo modo que el pan relleno de queso, mantequilla y cebolla, donde el pan se corta y se abre como si fuese una flor.

Para empezar, elige las patatas que vayas a preparar y rebánalas para dejar una superficie plana, tal y como ves en la imagen

patata_2

Con ayuda de un cuchillo pequeño y flexible, haz una serie de anillos concéntricos en la patata, dejando la parte central de una pieza

patata_3
El número de anillos dependerá del tamaño de la patata

A continuación dale la vuelta a la patata y sigue el siguiente patrón de cortes, dejando la parte central entera (zona resaltada con un círculo negro en la imagen)

patata_4

Vuelve a darle la vuelta a la patata para asegurarte de que has hecho los cortes lo suficientemente profundos y que más o menos son iguales

patata_5

Después mete las patatas en un recipiente para el horno y píntalas con un poco de aceite de oliva. Échales una pizca de sal al gusto

patata_6

Traslada las patatas a una bandeja de horno con papel de aluminio y hornea durante 30 minutos a 220ºC

patata_7

Transcurrido el tiempo, saca las patatas y añádeles un poco de aceite de oliva extra y una pizca más de sal. Vuelve a meterlas al horno otros 30 minutos

patata_8

Después sácalas de nuevo y añádeles un poco de queso rallado por encima

patata_9

Hornéalas 5 minutos más para que el queso se funda y penetre en la patata

patata_10

Por último, añádeles lo que más te guste: beicon, crema agria, brócoli, mantequilla… ¡las posibilidades son infinitas!

patata_11

El resultado final es maravilloso, y su sabor todavía más

patata_12

Comparte esta receta con tus contactos y cuéntanos en los comentarios las combinaciones que habéis preparado o que estáis deseando probar.

Vía: Wimp Traducción y adaptación Lavozdelmuro.net

Publicado en Cocina