Una foto sencilla y de baja calidad se ha convertido en un fenómeno viral, y es que lo que importa de ella no es su calidad sino el mensaje y las emociones que de ella se desprenden.

En ella podemos ver cómo un niño al que le falta una pierna presta una de sus muletas a otro para ver el entrenamiento de su ídolo deportivo, Diego Milito, en el estadio del Racing Club de Avellaneda de Argentina.

La imagen fue tomada por su madre, Sabri Bonomo, quien la compartió en las redes sociales para demostrar que el deporte saca lo mejor que llevamos dentro.

“Yo estaba viendo a Milito y mi amigo saltaba para asomarse porque no llegaba. Entonces le presté una de mis muletas para que subiera”, declaró el pequeño Santy al periódico el Clarín.

Santy Frete, tiene 10 años y es todo un terremoto. Un auténtico deportista que práctica taekwondo, escalada y esquí, aunque su gran pasión es y siempre será, el fútbol. Un deporte que juega de forma magistral en el Club Unión de Del Viso, en Pilar, un pueblecito situado a 58 km de Buenos Aires.

Santy nació con una rara malformación que obligó a los médicos a amputar su pierna derecha. Desde entonces, ha tenido que usar muletas para hacer vida normal. Sin embargo, aunque las necesita para desplazarse, para él no son una limitación, solo una herramienta que le ayuda a lograr sus metas.

Actualmente Santy está en lista de espera para lograr una prótesis. Su caso es complicado, pues no basta con comprarla sino que requiere de un estudio personalizado adaptado a su crecimiento y cirugía.

Su gesto ha provocado un aluvión de acciones solidarias que le ayudarán a sufragar el coste de la prótesis, los gastos médicos y acelerar los tiempos. Esperamos que lo logre pronto, se lo merece.

Fuente: hetfy.com

Publicado en Miscelánea