Hemos podido disfrutar de la fotografía en muchas de sus facetas, desde la hermosa forma de inmortalizar el momento del parto, hasta los paisajes más inhóspitos, pasando por los concursos de fotografía a nivel mundial, donde hemos podido ver algunas de las imágenes más impresionantes del año.

Sin embargo, hoy nos gustaría centrarnos en el íntimo trabajo de la fotógrafa Natalia Mindru, con sede en Bucarest, orientado a capturar momentos de complicidad y de amor entre las parejas, dentro de la serie titulada Iubiri Urbane o, en español, historias de amor urbano. En un artículo escrito por ella misma para Bored Panda, la fotógrafa define así su trabajo:

Se trata de mi oda a los besos robados, a los secretos guardados, y a las palabras no dichas entre los amantes, que ambos comparten en una gran metrópoli que rara vez se detiene lo suficiente como para darse cuenta“.

amor_urbano_7

amor_urbano_8

amor_urbano_9

amor_urbano_10

amor_urbano_11

amor_urbano_12

Mindru asegura que no suele saber casi nada acerca de las personas que fotografía. “Antes de ir a su casa solo nos comunicamos por redes sociales, por lo que llego sin nociones preconcebidas a fin de poder ofrecer una exploración del amor más fresca en todas sus formas: tierno, juguetón, a veces caótico, pero siempre con una atracción natural“, comenta.

amor_urbano_13

amor_urbano_14

amor_urbano_15

amor_urbano_17

amor_urbano_4

amor_urbano_1

Pero la fotógrafa asegura que no pretenden convencer a nadie para que forme parte de su proyecto. “Las parejas deben sentir que quieren hacer esto, para que se encuentren cómodas y relajadas con mi presencia“, matiza.

Después de pasar un rato conversando con la pareja para conocerse un poco mejor, Mindru cuenta que las parejas a menudo pierden la noción de que ella se encuentra haciendo fotos a su alrededor.

amor_urbano_2

amor_urbano_3

amor_urbano_5

Además, muchos de los sujetos que se han prestado para posar, cuentan que el reportaje les ha servido como terapia, para darse cuenta de las cosas que tienen y que quizás no hayan sido capaces de percibir hasta después de ver el trabajo terminado. “Probablemente esto es debido a que deben ser sinceros y compartir sus sentimientos y vulnerabilidades ante el mundo“, puntualiza.

amor_urbano_6

amor_urbano_16

Natalia Mindru lleva trabajando en Iubiri Urbane desde hace un año ambiciosamente. “Quería mostrar que el amor es para todos y acepta cualquier color, religión u orientación. Este año espero viajar y fotografiar parejas de otros países, estoy abierta a cualquier destino.“, finaliza. Y nosotros, desde luego, encantados de seguir viendo este asombroso trabajo.

Si queréis disfrutar del proyecto completo, podéis visitar el Instagram y el Facebook de Mindru.

Publicado en Cultura y ocio