Los niños son, básicamente, pequeñas esponjas. Aprenden rápidamente observando y repitiendo las acciones de quienes les rodean. Por eso, debemos poner especial cuidado en qué cosas son adecuadas y cuáles no de cara a su aprendizaje, ya que a veces puede darse la situación de que adquieran hábitos desagradables.

Pongamos el ejemplo de la tecnología. En estos días, no es nada raro ver a los más pequeños de la casa manejando las tablets y los smartphones incluso mejor que muchos adultos, con el fin de entretenerse. Sin duda, los niños de esta generación viven en un entorno muy distinto al que existía cuando nosotros éramos pequeños. Lo malo es que todavía tendremos que esperar para recabar datos sobre cómo puede afectar a largo plazo el uso de estas tecnologías desde una edad tan temprana.

Es por eso que Brandie Wood, una madre estadounidense, realizó un sencillo experimento con sus dos hijos gemelos mientras estos jugaban. Cuando había sacado sus propias conclusiones, publicó los resultados en Facebook, los cuales han conmovido a miles de usuarios de todo el mundo. A día de hoy, su mensaje se ha compartido casi 80.000 veces.

madre_gemelos_2

 

“Hoy he hecho un experimento, he estado observando jugar a mis hijos.

Mientras estaba sentada tranquilamente en la esquina de la habitación, conté cuántas veces me miraron y por qué motivo. No pude evitar preguntarme qué mensaje les estaría enviando si cada una de las veces que me miraron me encontraran entretenida usando el teléfono.

28 veces mis ángeles se habrían preguntado si internet es más importante que ellos.

28 veces mis hijos hubiesen comprobado que quien eres en internet es lo que verdaderamente importa.

La próxima generación de niños cuenta con nosotros para enseñarles a ser adultos. Nunca se sabe quién está mirando y cuál es el mensaje que estás enviando. En un mundo donde somos aceptados por lo que la gente percibe de nosotros y no por lo que realmente somos, en un mundo donde la aprobación viene de cuántos seguidores o “me gusta” tenemos, en un mundo donde el tiempo con nuestros seres queridos está siendo reemplazado por el aislamiento y los mensajes de texto desde la otra habitación, les pido que sean diferentes

Por favor, desconecten sus aparatos y pasen más tiempo con su familia y seres queridos. La próxima generación de niños cuenta con nosotros para enseñarles a ser adultos, no pases demasiado tiempo enganchado a las redes sociales, nunca se sabe quién está mirando y el mensaje que les estamos enviando.”.

Como veis, se trata de un llamamiento obligado a la reflexión de cualquier padre y una preocupación latente sobre algo de lo que no sabemos aún las posibles consecuencias. Lo que sí está claro es que la clave está en nuestras manos y en la forma en que educamos a nuestros pequeños.

Vía: Facebook Traducción y adaptación Lavozdelmuro.net

Publicado en Familia