Si pudieras vivir sin generar basura pero te costara un poco de trabajo, ¿qué harías? Quizás pienses que hoy en día es algo imposible de realizar, pero la chica de este artículo lleva más de dos años consiguiéndolo.

No generar residuos sin dejar de lado muchas de las comodidades que tenemos hoy en día es difícil, pero Lauren Singer de 23 años, ha querido contar su experiencia y explicar cómo se deshizo de materiales y costumbres dañinas para el medio ambiente.

Recientemente concedió una entrevista en la narraba estos dos años sin generar basura y declaraba:

“Sé lo que estaréis pensando, esta chica debe ser una hippie o una mentirosa; pero puedo aseguraros que no soy ninguna de esas cosas. Eso sí, no siempre tuve una vida tan ecológica y sana como la que tengo ahora”.

A continuación te mostramos la historia de esta chica que decidió abandonar el estilo de vida convencional y asumir el suyo propio.

mujer sin basura 1

El viaje de Lauren para vivir sin generar residuos comenzó en el otoño de 2012, mientras cursaba su último año de Ciencias Ambientales. Todo comenzó al ver con malos ojos que una de sus compañeras de clase tiraba diariamente grandes cantidades de residuos como botellas, recipientes de plástico, cubiertos y bolsas durante la hora del almuerzo.

Tras reflexionar sobre su amiga, se dio cuenta de que su actitud era sumamente hipócrita, ya que ella también tenía todos los productos de su nevera envueltos o guardados en algún tipo de envase de plástico. Así que decidió ser consecuente con sus valores y eliminar este material tan contaminante de su vida.

“Estaba muy enfadada conmigo misma”, dijo, “Ese día decidí dejar de utilizar cualquier tipo de material de plástico y a no juzgar de manera tan radical a esa gente ecologista que vivía en mi ámbito social y que día a día generaban una gran cantidad de residuos, ya que hasta yo misma lo había estado haciendo sin darme cuenta”.

mujer sin basura 2

Durante todo este tiempo ha tratado de erradicar de su vida toda lo que contenga este material; normalmente, compra todos los alimentos a granel y muchas veces no se ha comprado una prenda de ropa por el simple hecho de tener una etiqueta, un recubrimiento o una lengüeta de plástico. Cuando tiene que comer fuera de casa, lleva su almuerzo en pequeños tarros de cristal y utiliza cubiertos metálicos y una servilleta de tela.

Sus preocupaciones medioambientales también están relacionadas con su propia salud, “Definitivamente no quiero generar basura, pero también he de decir que no quiero estar expuesta a los carcinógenos de este material” dijo recientemente en una entrevista, indicando que el calentamiento de este material puede hacer que se filtren químicos como el “B-PA” en los alimentos.

“Durante mucho tiempo mi familia pensó que era una fase. Pero ahora, realmente me apoyan en la causa e incluso mi abuela me ha dado muchos consejos tradicionales para comer de manera más orgánica, saludable y con menos desechos”.

Actualmente Lauren ha decidido renunciar a un importante empleo como gerente de sostenibilidad en el Departamento de Protección Medioambiental de Nueva York, para crear “The Simply Co.”, su propia compañía “cero desperdicios” donde elabora y vende productos que ha aprendido a fabricar a lo largo de estos dos años.

mujer sin basura 3

“Solía intentar y hablar a la gente sobre esto, pero me di cuenta de que no llegaba a ninguna parte haciéndolo”

“Pensé que un blog era un buen medio para hacer llegar mi mensaje a todo el mundo porque era la manera más cómoda, accesible y segura para esas personas que desean explorar una forma de vida diferente a la habitual”.

En él se comunica con los internautas y hace hincapié en que la compra de alimentos naturales y otros productos a granel puede conseguir una mejor calidad de vida y un ahorro sustancial, pero hay que tener claro que “la primera etapa de este modo de vida es un aprendizaje”.

Uno de sus grandes deseos es llevar a todo el mundo sus productos libres de químicos, para ello, una de sus primeras iniciativas fue lanzar un detergente creado por ella misma y que únicamente contenía tres ingredientes naturales.

Al igual que hay muchas personas a favor de esta iniciativa también los hay en contra, puesto que muchos de los productos que vende no son accesibles a todos los bolsillos, ya que la elaboración de algunos de ellos requieren muchas horas, días o semanas de fabricación como por ejemplo algunos de los maquillajes que tiene en su blog.

mujer sin basura 4

A pesar de que su idea ha llamado la atención de diversos medios de comunicación, Lauren reconoce que su campaña tiene dificultades para hacer llegar el mensaje a los consumidores. Actualmente está considerando nuevas formas de conectar con la gente y aunque no se siente desanimada, confiesa que en ocasiones siente que estos temas a la gente de hoy en día “le importa una mierda”.

Fuente: Motherboard y su blog

Publicado en Animales